la robotización y la digitalización están evolucionado el mercado laboral. estos cambios van modificando el tipo de puestos de empleo que ofrecen las empresas y el desarrollo del talento de los empleados. 

actualmente, va en aumento el miedo a la desaparición de puestos de trabajo debido a la sustitución de estos por máquinas. según un informe de ocde, 14% de los puestos de empleo corren el riesgo de ser automatizados, mientras que otro 32% probablemente experimente cambios importantes.

con esa data podemos decir que el ingreso de la digitalización no impacta tanto sobre el número de empleados sino en la manera en la que será ejercida la actividad laboral. claramente nos encontramos en presencia de ecosistemas cambiantes que expanden nuevas necesidades en cuanto a conocimientos y habilidades, así como nuevas modalidades de ofrecer empleo por parte de las empresas. la finalidad es encontrar perfiles que encajen en labores donde se toma como esenciales las habilidades humanas (soft skills, o human skills como prefiero llamarlas frente a la contraparte de hard skills).

otras de las nuevas formas de empleo son los llamados “trabajos híbridos” y el impulso del concepto llamado “gig economy”. la primera busca la integración de las máquinas con los empleados con el objetivo principal de conseguir distribuir el trabajo de manera eficiente asignándose a cada uno las tareas que más les corresponden. esta modalidad aporta mucho en productividad. la segunda, es la creación de trabajos esporádicos de duración corta en los cuales el contratado se encarga de una labor específica dentro de un proyecto, dejando a un lado las contrataciones tradicionales. esta modalidad estimula innovación, creatividad y flexibilidad.

la manera de interactuar en el empleo también ha evolucionado. debido a la crisis sanitaria experimentada en el año 2020, las empresas se vieron en la obligación de digitalizar muchos de sus procesos, dándole así el espaldarazo al teletrabajo. según el análisis gartner, a finales del 2021 el 32% de la población mundial estaba en teletrabajo, proporcionando mayor auge a la revolución digital en el trabajo. en la actualidad estamos viendo un retorno parcial a la presencialidad que ya nunca volverá a ser como antes. escenarios como la gran renuncia en usa, así como la posibilidad de atraer al mejor talento con menores costes logísticos nos hace vislumbrar un entorno mixto como la nueva normal.

esta realidad está rompiendo los paradigmas tradicionales del liderazgo, dado que habilidades como motivar, entusiasmar y comprometer, ahora tienen que lograrse en muchos casos utilizando la virtualidad y eso te lleva a dominar el uso efectivo del audio, el video, los emoticones, las expresiones digitales, etc.

como vemos, todo este ecosistema cambiante, sumado al acceso a nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y la robótica, que permitirán a empleados altamente capaces a enfocarse en tareas más creativas y estratégicas en lugar de realizar actividades más repetitivas, con mayor aporte de valor a las empresas, nos hace imprescindible optimizar las competencias actuales de los colaboradores para mejorar su desempeño (upskilling) y así obtener mejores resultados.

la problemática actual de las empresas es que 6 de cada 10 trabajadores no cuentan con las competencias adecuadas para los trabajos emergentes. diversas plataformas de trabajo han publicado datos sobre la creciente demanda de posiciones de desarrolladores de sistemas, programadores de webs, y expertos en data analytics, lo que nos deja ver la tendencia en la demanda de empleo. hay una demanda insatisfecha.

por ello, estamos convencidos que el reciclaje de empleados jugará un papel importante en esta revolución laboral, ya que muchas empresas verán como la mejor solución formar a sus empleados para adaptarlos a nuevos roles (reskilling) y así mantenerlos a la vanguardia de la nueva era laboral que estamos experimentando y que recién empezamos, y de esa manera conservar su competitividad como empresas.

el escenario actual lleva a las empresas a darse cuenta que comprometerse con la empleabilidad de los colaboradores sea una garantía para mantener la competitividad en el mercado.

Ignacio Quintanilla – Director General de eskeel

error: Content is protected !!